miércoles, 27 de septiembre de 2017




ESCOLA D’ESTIU WALTER BENJAMIN PORTBOU. 2017 21–24 SETEMBRE ACTES COMMEMORATIUS 125È ANIVERSARI DEL NAIXEMENT DE WALTER BENJAMIN.

EL UMBRAL Y EL ESCONDRIJO DE WALTER.

En estos días tan convulsos en los que se huele el aroma del conflicto me encuentro en mi refugio ampurdanés en el umbral con Francia. En mi casa, en Can Mu tal como la he nombrado. Un Mu de silencio y de nada.  Los días post estivales pasan sin que me dé cuenta. Sé que aquí, a cinco kilómetros escasos están de celebración. 125 aniversario del nacimiento del ser poliédrico, el de las mil facetas, el filósofo, el iluminado Walter Benjamin.
Me acerco en tren a la estación de Porbou, son cuatro minutos contados bordeando el mar. La estación de Portbou mantiene la grandeza de los grandes lugares de tránsito ya en decadencia es magnífica y como haría el paseante, el flaneur  por la gran ciudad, yo lo hago por el entrañable Portbou. Un Ánima apresurada se ha cruzado en mi camino y me ha acompañado en ese paseo espiritual.

Unos pocos escogidos podemos estar en un viernes laborable dispuestos a escuchar la conferencia de Carmen Alda Elorza: Escondrijos: escenarios inolvidables. Contando a Ánima, apenas seis personas, la cuento porque aunque es incorpórea  tiene  presencia, entusiasmo  y cierta inocencia intelectual. Creo que sin ella, hubiera desplegado mi escudo protector anti academicista y contracultural pero con Ànima cerca mi comprensión y mi actitud han sido muy diferentes, se han renovado.
Ánima debe ser necesariamente más joven que yo, porque lo que tenemos cerca  es  un testimonio del paso del tiempo, el recuerdo, la memoria de  la  Infancia en Berlín hacia el mil novecientos de Walter Benjamin escritos en el verano de 1932, un viaje de la mano de ella: ¡tan joven!

La Dra. Carmen Alda  nos coloca en la etapa formativa del yo de Benjamin. La pronunciación castellana de los términos psicoanalíticos son poderosos. Las palabras no dan su sentido inmediatamente y yo recojo a vuela pluma algunas ideas que hago mías inmediatamente. Es la ventaja de estar con Ánima. Nos dice que la placenta es el primer escondrijo del que inevitablemente debemos desprendernos y quedar a la intemperie. Que ahí aparece la dialéctica esencial de la destrucción para construir. En este clima de nacimiento anoto la expresión de Freud “ombligo de los sueños” que me confirma lo de poesía que contiene el psicoanálisis. El neonato, como el niño que es descubierto en su escondrijo lanza su primer grito de sorpresa, su primer llanto. El sujeto se separa de los objetos propios y surge la fisura, el exilio donde no hay encuentro posible. Donde habita la alteridad y la negación. Ahí surge una pulsión que nos hace trabajar y el neonato empieza a hacer recorridos y conocer zonas, su primer auto reconocimiento, quizás. Del primer escondrijo que le reserva de la fragilidad humana. Benjamin conocía los huecos, fisuras, concavidades de su “domus” y surge otra frase luminosa y hermética de Freud: “así conoce el condenado a muerte que son la horca, la soga y la madera”. El niño que está detrás de la cortina escondido se transforma en algo flotante, en un fantasma. El niño debajo de la mesa convierte los pilares de la mesa en su templo protector, el niño detrás de la puerta convertida en máscara. La casa se convierte en un arsenal de  escondrijos.
Como si fueran parte de un pensamiento mágico, las huellas , los rastros muestran y esconden, quizá así actúan los magos de feria y los poetas.

Quiero destacar la idea transmitida y no sé si bien recogida por mi que una de las marcas benjaminianas es que frente a la doxa del pensamiento académico instaura como valor el propio descubrimiento basándose en lo que él mismo observa. Descubrir más que aprender.
Esta actitud permite a Walter acercarse al arte y a la filosofía desde actividades que no solían tener nada que ver con la disciplina como los juegos malabares u otras curiosidades fragmentadas, incluyendo lo segregado, lo frágil, frente a lo consolidado y académico. Es así como surge el espacio para lo valioso. El escondrijo es un referente formal del espacio vacío que imprime singularidad, vivencia individual y marca a modo de mapas toda la existencia , a través de los escondrijos que no sean limitadores, estos deben oxigenarse en un trabajo constante de renovación. Cuando aparece la toponimia: Berlin, Porbou, Can Mu también son envolturas.

Lacan debe aparecer y lo hace con una idea fuerte. Benjamin da un lugar a las ruinas, al deshecho, a lo desclasificado y los fragmentos devienen arte. Leer al revés las cosas, que no es más que un pensamiento de la poética de la negación, mirar el reverso de lo bello, es para Lacan, descubrir el último velo….allí donde aparece lo siniestro. Es decir hay que traspasar la frontera de lo que nos protege, de lo que nos funciona. Entiendo que detrás del velo de la belleza, Ánima vigila, y en el secreto de las palabras, incluidas las más bellas, aparece el sinsentido., la psicoanalista dice: hay que aprender a perderse, ir y volver dejando que la realidad hable. Ese es el sello de los extravíos propios del “flaneur”, miro a Ánima y lanzo un suspiro de comprensión y anhelo.

Tras una nube de color anaranjado el artista David Imbernon juega con su ingenios infantiles , evocadores de un paraíso perdido y vuelvo sobre lo que acabo de escribir :”Como si fueran parte de un pensamiento mágico, las huellas , los rastros muestran y esconden, quizá así actúan los magos de feria y los poetas” Ánima no está muy convencida, ve un adulto moviendo un cochecito naranja por el suelo, pero intento convencerla que es el mundo de una infancia perdida, el refugio del paraíso perdido que el artista intenta preservar aplicando el color anaranjado del minio que es un producto antioxidante, y ya se sabe que no envejecemos sino que nos oxidamos.

La noche ha pasado lentamente. El día siguiente está anunciada una mesa redonda voy con ánima reencontrada. La profesora Amalia Rodríguez Monroy, “Desde el umbral: En casa de Benjamin”. Pasaré por el Umbral que ha preparado. Lo haré de la mano del mismo espíritu que me ha imbuido Ànima. Me encuentro con una rotunda frase que me hace lanzar un nuevo suspiro de comodidad, algo parecido a un ronroneo, dice Amalia Rodriguez :” el objeto de las obras no está destinado al espectador…el lenguaje no es comunicación….el lenguaje es un instrumento evocador, convierte lo ausente en presente, convoca presencias”……ante el tópico benjaminiano de si es esto o lo otro, aclara que tampoco es un pensamiento optimista o pesimista, no obedece a la dialéctica hegeliana, sino que es tan solo , nada más y nada menos un crítico. Su pensamiento crítico basado en una heterodoxia, lo distinto, siempre abierto, una dialéctica suspensiva, sin conclusiones y sobre todo sin conceptualizar el mundo.  Eso me reconforta y lanzo otro suspiro en compañía de mi Ánima, me está diciendo Benjamin incluye en su obra el umbral de la frontera entre pensamiento y filosofía, los que escriben como filósofos o literatos. Una zona intermedia, sin fronteras, sin límites es la enseñanza de Benjamin y lanzo otro suspiro. En este clima, la emoción se convierte en fundamento filosófico. El afecto me acerca más a ánima, el afecto trasladado a las palabras en la tradición de Nietzsche, no de Hegel. Otro momento de suspensión dialéctica. Benjamin ha intentado comprender el enjambre de significaciones del hombre moderno. Lo no dicho. Tras este inicio tan rotundo confirmo que mi actitud sobre el conocimiento intelectual, que ha sido siempre muy crítico, aún tiene la esperanza de devenir, más allá de los tópicos que he utilizado hasta ahora. Es posible el pensamiento intelectual que acompaña o incluso sustituye el concepto por la emoción. Realmente ahí aparece un Umbral desde lo conocido a lo desconocido, el umbral forma parte de los dos territorios tiene parte de uno y otro. La palabra Umbral es tan poderosa que vuelvo a pensar en mí y vuelvo a suspirar.
El nombre es la casa del hombre, el lenguaje es la casa del ser y regresando a la primera mirada sobre la casa de Benjamin hay que descubrir la casa donde se estructura toda la subjetividad como en este texto de la infancia en Berlín.

Quiero prolongar la emoción del descubrimiento del  Ánima que me ha acompañado en esta intensa manera de atravesar el umbral de lo que me protege, acercarla al escondrijo en el que me encuentro. Pero , como suele pasar, el Ánima joven se desprende del viejo cuerpo  y cada ente vuelve a su lugar.
Pasados los intensos días de reflexión, ayer, 26 de Septiembre volví a Port bou al anochecer. Era justo el día del suicidio de Benjamin pero no había pesimismo aquí recordé la voz de ´`Anima que me decía: “Los cementerios son habitáculos de lo virtual…aquí la gente habla con Dios, habla con los difuntos y les ponen flores como si estuvieran presentes”.







martes, 9 de mayo de 2017

DIA DE LA MADRE.

A María Clarà i Puiggermanal

Es muy difícil encontrar un regalo para una madre que está a punto de cumplir 93 años. Siempre me dice: pero, hijo si tengo de todo, le suelo regalar algo efímero, unas flores, una pequeña planta que le anime a seguir viviendo. Se dice que el día de la madre el primer domingo de Mayo es una convención más del calendario, como el día del libro o de los derechos humanos o acaso un invento del Corte Inglés. Pero para mí, esta vez si, esta fecha la recordaré siempre.

Hoy, mi madre, ha muerto.

El regalo nos lo ha dado ella, nos ha demostrado que se puede morir con dignidad, con una sonrisa y con la expresión en la mirada de interrogación sobre el gran enigma que nos espera.

En los trámites de la rutina funeraria ofrecen un acompañamiento musical, un grupo de cuatro piezas que se escogen sin pensar mucho. La mente está enturbiada por el acontecimiento. Al llegar a casa repaso los papeles y vuelvo sobre el repertorio. La primera pieza musical es “Lascia ch'io pianga” de la Opera “Rinaldo” de Handel, la segunda “Ave María” de Schubert, la tercera “Ave Verum Corpus” de Mozart y la cuarta el Canto de Montserrat.

Todas las palabras que aparecen en estas canciones hubieran gustado a mi madre. También son un consuelo.

“Lascia ch'io pianga”  pide que el dolor, el lamento, el sufrimiento y el duelo por el cruel destino pueda manifestarse. También hay Misericordia y suspiro por la libertad. Es un cántico que acompaña al momento de la auténtica libertad, la primera y la última. Este momento de morir es duelo pero también alegría por la liberación del alma y del dolor de vivir.

“Ave María” es un  lugar común de la música que a todo el mundo emociona, incluso a la Callas o Pavarotti ,es el “Ave María” de Schubert. Una canción de la que hasta hoy que me ha tocado vivirla, no había reconocido el sentido de su letra. Hoy en este día de la madre, la Virgen María se convierte en cualquier madre como la que hoy entierro y que también se llamaba María. En la canción la madre es guía, es amor, es bondad, calma los pesares de los hijos, es consuelo,…. amarte ¡oh! madre eres mi consuelo y amarte siempre y cada vez más…

 “Ave Verum Corpus” de Mozart  es un texto latino que se centra en la muerte del verdadero cuerpo de Jesús, nacido de María. El recuerdo de que incluso el cuerpo de Dios está sometido a la fragilidad del dolor y la muerte, debe ser un consuelo para los humanos que aquí quedamos.

Por último el Canto a la Virgen de Montserrat que es una música ligada al territorio por razones de identidad y cultura, pero en esta ocasión toma una significación diferente. Uno de los últimos días en los que estuvo ingresada en el Hospital, la acompañamos a que viera el paisaje esplendido que se ve desde las grandes cristaleras que dan a la montaña sagrada. Estuvo mirando largo rato la silueta que se dibujaba en el horizonte sin decir nada, luego bajó la mirada y dijo: “ mira un perrito que pasa por allí “.






Angela Gheorghiu sings 'Lascia chio…



MATER AMANTÏSIMA, Mamá querida del alma.Nunca te olvidaré. 




viernes, 21 de abril de 2017

ESTO ES REAL DE MARINA OROZA





ESTO ES REAL de MARINA OROZA.
Amargord Ediciones. Madrid 2016.

Los libros de poesía no caducan con el tiempo. La mayoría de las veces  refuerzan su valor. Eso sucede con el último de la poetisa Marina Oroza  que publicó, ahora hará un año, un magnífico libro que consolida  su trayectoria poética: “Esto es Real”. Desde “Pulso de Vientos”(1997), “Así Quiero Morir un Día” (2005), “La Chimenea de Duchamp” (2013) y “Esto es Real (2016), Marina Oroza habla desde una mirada en la que la realidad descrita con detalle, convive con un imaginario poderoso: ”El primer encuentro fue en un lugar entre las manos….un lugar donde escuchar la llama”..de ”El Ángel que me Espía”. La profunda emoción que le suscita “lo real” entrelaza una mano con la otra. Así, surge el misterio insondable de su poemario en el que una nostalgia profunda y herida, va acercándose con cuidado a la llama, al rostro, al hielo, a la noche o a la huella.
El Amor y el final, ocupan un lugar privilegiado. Sus libros  desprenden  anhelo amoroso  en todos los  poros de sus palabras y sus versos.
Creo que  el término “poetisa”,  poco utilizado, desprende un aroma  profético, adivinatorio, taumatúrgico  que se encuentra en la obra de Marina Oroza.  De hecho esto es tan así que su poesía multiplica su efecto cuando recita en público. Su presencia es hipnótica y hace que las palabras sean más que un vehÍculo verbal, se transmutan en presencias vivas y el público nunca queda indiferente.
Próximos al gran día de la celebración de la literatura y el amor
es un libro muy recomendable para restablecer la magia perdida  con lo real.



domingo, 2 de abril de 2017

ANTE LA MUERTE DE SALVADOR Y RAIMON PANIKER/ PANIKKAR


ANTE LA MUERTE DE SALVADOR Y RAIMON PANIKER/ PANIKKAR

Ha fallecido Salvador Paniker. Con él descubrí que era posible reunir ciencia, oriente y contracultura. Que era posible ser intelectual y amar. Hace cuatro dias, en una tertulia entre amigos, uno de ellos comentó que leía con fruición la autobiografia Y LOS DIARIOS de Paniker. Al oÍr su nombre le gasté una broma que suelo hacer,dije: ¿qué Paniker, el bueno o el malo? Y es que Salvador era para muchos el frívolo libertino y hedonista frente a su hermano Raimon que era el asceta, riguroso, serio y monje E INCLUSO PARA DIFERENCIARSE E SU HERMANO BUSCÓ UNA VARIANTE DEL APELLIDO de Paniker a Panikkar, sonaba más auténtico. Ahora que los dos ya han muerto, toca decidir. LA VIDA EN SUS CONTRADICCIONES O LA PUREZA ESPIRITUAL. Quizá la suma de ambas. Hedonismo en el altar.





sábado, 18 de marzo de 2017

ARTE.EL MISTERIO DE LOS GIRASOLES DE VAN GOGH O FELICIDADES JOSHU.








   Postal enviada por Carmen.


 Hola Carmen: te agradezco mucho que me hayas dedicado un pequeño espacio en tu corazón-mente, el día de mi cumpleaños. Te lo agradezco mucho.

Debo decirte que he recibido con cariño tu postal, una primera mirada ha sido ingenua tal como exige la imagen y me he dejado  llevar por el mero placer de ser felicitado por una amiga en la distancia.

Pero también  la miro y la remiro, viciado por la altura de nuestras conversaciones y sabiendo de tu interés por los avatares de la vida interior y así  me veo intentando encontrar, como si yo fuera un detective de la conciencia,  las claves interpretativas de esta imagen. De momento estoy investigando la relación entre gnomos y girasoles.....te iré informando. Un fuerte abrazo y un beso. J.

 GIRASOLES HELIOTROPOS.

Parte I.

Empezaré por la más visible de la postal: ese desmesurado Girasol o heliotropo en origen latino que ocupa el espacio lateral derecho y que nos ayuda a comprender la desmesura de proporciones entre gnomos, casa y planta.
Este emblema Van Goghiano  lo utilicé como  leitmotiv para el catálogo-presentación de un reconocido artista catalán que no menciono para no meterlo en este lío, como agradecimiento me obsequió con una de sus obras. Una caseína en la que se veía, en una atmósfera mediterránea, a una mujer desnuda sentada en una roca y mirando a un resplandeciente Apolo.
Cuando escribí el texto de presentación yo no la había visto y me ilusionó comprobar que mi interpretación le venía como un guante a una mano.

El texto en su primer apartado trataba de la Transformación por la Pintura y mencionaba varios efectos de la luz del sol en la mirada Cuando la mirada se dirige hacia el sol, la amenazan tres peligros: la ceguera, el encuentro con el ojo luminoso y escrutador de Dios o la metamorfosis de Clicie. Ese tercer efecto se cifra en la capacidad que tiene la luz por transformarnos. Las Metamorfosis de Ovidio son una fuente de inspiración de algunas de las obras de este artista y entre ellas se encuentra la fábula de la celosa Clicie , una mujer que no pudo sufrir el desdén de Apolo, y a quien sus celos y su pasión la llevan a mirar  fijamente al sol; como una suicida “fotófila”, poco a poco , sus pies se transforman en tallos y su cuerpo en olorosas hojas de violeta. La transformación, el heliotropismo ha culminado. La mutación se ha producido y de ahí el antiguo aforismo según el cual solo podemos amar, comprender u odiar aquello con lo que compartimos idéntica naturaleza. La luz transforma, el color produce efectos he aquí el carácter saludable de la pintura y la importancia de hacia donde dirigimos nuestra mirada.
    
Parte II .

Cogiendo el rábano por las hojas observo que una de los aspectos más obvios de esta postal felicitatoria es, junto al heliotropo de doce pétalos, la claridad del dibujo y del color tal como corresponde a toda ilustración infantil.
Me sorprendo a mi mismo al comprobar que en el texto de la presentación a la que ya me he referido, el color era uno de los apartados a tratar. Decía que este artista sabe que la pureza de los tonos luminosos de la pintura tienen poder y de ahí la responsabilidad  al escoger la paleta, el color crea un orden, un sistema que fija características y genera estilo, por eso ha reducido su paleta a unos pocos  colores emblemáticos. En la postal verde, azul, rojo y amarillo.
Los colores “puros” y primarios no tienen el  aparente prestigio de trascendencia que poseen los nocturnales o los sombríos.
Es normal que en una felicitación no aparezcan tierras Siena, lacas de garanza o verdes oscuros pero, ¿ eso hace que la imagen sea más inocente?
Se da  la paradoja de  que  Heraclito, llamado el oscuro, dijo algo tan sencillo como: “el sol  es nuevo cada día”, ningún  fragmento del filósofo anima más a la existencia placentera, o al hálito vital, o a un optimismo hecho de luz que tanto agradan al pintor. Pero tampoco ningún filósofo ha sido capaz de mencionar tan cruelmente la fugacidad, el ocaso, el cambio del pasar y de la muerte. El sol, como el fuego, como la luz y el color se renuevan constantemente pero en su presencia inmóvil y eterna conviven con el sentido de la incesante y necesaria mutación de todas las cosas: Tropos. El ojo y la luz son el fundamento del color, ambos obedecen a leyes fijas a las que se  les añade la vida con su condición de mutación y cambio. Se perfila así una posible identidad entre color y existencia, que permite, entre otras cosas, que el pintor luminoso y optimista, aquel que es capaz de explicar la vida a través de la luz y de sus circunstancias , lo sea  también de aludir a la muerte en una calma apariencia.

¿Mi amiga, en la distancia, habrá querido que yo en el día de mi cumpleaños, en el apogeo de la celebración de la vida, deba recordar que soy mortal y que mi destino es la oscuridad? o quizá ¿se refiera a otra luz futura incapaz de imaginar? ¿cómo la que nos une al  sol ? ¿Cómo la que nos hace amar a una persona como si fuera al universo?


Corro a preguntarle. ¡Carmen espero tu respuesta!



Parte III.

En la izquierda de la imagen aparecen las setas. Son casas en las que habitan los gnomos. Las setas son dulces pero peligrosas. Lo son, por que en ocasiones, pueden ser portadoras de muerte y en otras de alucinaciones propias de la ingesta de sustancias que facilitan el viaje interior. Los gnomos, como las setas no se muestran visibles a cualquiera, hay que buscarlos. La acción visionaria permite verlos. Cuando aparecen suelen ser varones. Mientras el Girasol lo asocio a la luz y a los poderes de la visión, a lo solar. Al contrario, las setas y los gnomos se esconden: hay que buscarlos. Entiendo que se alude al contraste entre lo visible y lo invisible.

Otro aspecto que me llama la atención es la simetría aparente entre el gnomo y la gnoma. Esta primera impresión se relativiza por la sensación de que la mujer Gnomo, con sus trencitas, parece una mujer joven, mientras que el gnomo con su barba blanca anuncia una edad provecta y bonachona senectud.

Siendo el girasol un elemento vinculado a lo mayor y los gnomos con su alucinante mansión a lo menor, deduzco uno de los misterios de la tradición más preciados, me refiero a la relación entre lo menor y lo mayor, entre el microcosmos y el macrocosmos. Tal como es arriba es abajo, reza el lema esotérico por excelencia.

Creo que esta imagen, en cualquiera de sus interpretaciones, nos  induce a admitir  la existencia de un mundo de fantasía que se confronta con una planta que tiene nombre y clasificación botánica precisa, que nos da incluso productos útiles como las pipas y su aceite. Frente a este pragmatismo y pese a la alegoría simbólica que ya he presentado en las dos primeras parte de este escrito, se encuentra el mundo  irreal, en el que habita lo divino y al que según algunos ,solo se puede acceder con la ingesta de setas entheogenas,  en Theos , “en Dios”, a la búsqueda del origen de todas las cosas que se encuentran en nuestro interior.

Por último y para ser honesto, reconozco que  antes de ingerir estas sustancias, prefiero sentarme en el muelle de un puerto de mar, escuchar el ruido característico de las semillas de girasol al romperlas entre los dientes y con un soplo lanzarlas al agua al tiempo que las veo  flotar  como si fueran minúsculos barquitos dirigiéndose hacia el horizonte.